¿Por qué crees que de la noche a la mañana puedes convertirte en Community Manager? ¿Quizás porque tienes 300 amigos en Facebook? ¿O porque ese curso online de 30 horas que has hecho te ha dado superpoderes? Pues lo siento, no todas las personas sirven para ser Community Manager y me temo que eres una de las que deberían de dedicarse a otra cosa ¿Que por qué? Porque seguro que una de estas 10 razones la he escrito pensando en ti. Sí, sí ¡en ti!

Por desgracia el tono de este artículo no es un recurso literario: en los últimos meses he asistido a varias escenas lamentables relacionadas con el tema, algunas de ellas dignas de ser contadas con nombres y apellidos, y seguramente algunos de los protagonistas de dichas historias esté ahora mismo preguntándose si de verdad me estoy refiriendo a él/ella. Sí, te repito, no lo dudes ni un momento, ¡estoy hablando de ti!

Ser Community Manager conlleva convertirse en la imagen pública del cliente en Redes Sociales: cualquier comentario, comportamiento o contenido que publique será recibido por la comunidad como si viniera de la marca, empresa o proyecto al que representa. No es un trabajo para tomárselo a la ligera y, sin embargo, las empresas delegan sin pensárselo dos veces por aquello de que en el país de los ciegos el tuerto es el rey.

Es difícil enumerar las cualidades que debería tener un Community Manager o las materias en las que debería formarse, pero seguro que todos coincidiremos en las que no debería de tener. Ahí va la lista que he escrito inspirado por estos gañanes 2.0.

Las 10 razones por las que tú no puedes community manager

1- Escribes con falta de ortografía

Pongo esta razón la primera porque la considero eliminatoria: igual que en el instituto todos hemos tenido a ese profesor que antes de un examen repetía aquello de «como encuentre una falta de ortografía dejo de leer» aquí ocurre lo mismo. Y no hay excusas, si tienes dudas pasa el corrector ortográfico o consulta en el RAE.

2- No vives conectado

¿Cómo puedes decirme que no has leído el correo que te envié ayer? ¡¡Que solo lees el correo una vez al día porque no tienes internet ni en casa ni en el móvil!! Internet es tu herramienta ¡búscate la vida! Existen muchas profesiones en las que de entrada hay que hacer una inversión inicial: el carpintero tendrá que comprarse una sierra y un martillo, el mecánico una llave inglesa y el programador un ordenador.

3- No utilizas las redes sociales en tu ámbito personal

No utilizas con regularidad las redes sociales, ni escribes en un blog ni te gusta leer… ¿no ves que hay algo que no encaja?

4- Solo sabes hablar de una cosa

Tomas la cuenta del cliente como si fuera tuya, hablando de temas que te gustan a ti pero que poco o nada tienen que ver con la actividad del que te paga. Y el colmo es que la utilices para compartir contenidos de tinte político, religioso o sexual.

5- No eres capaz de publicar  texto y un enlace al mismo tiempo

Es desconcertante ver un tuit o una entrada en facebook en el que solo se puede leer un churro en forma de enlace. Con un poco de suerte el nombre del dominio puede darte una pista de lo que es, pero si ha utilizado un acortador ya puedes olvidarte.

6- Buscar en Google no es lo tuyo

Para que la comunidad de tu cliente crezca necesitas, entre otras muchas cosas, compartir con tu audiencia contenido útil o interesante. Si no eres capaz de encontrar fuentes o distinguir entre un post escrito ayer y otro escrito en 2009, terminarás hablando de las asombrosas características del nuevo iPhone 4.

7- Eres irresponsable

Bien llevado, el trabajo de Community Manager te permite una cierta flexibilidad de horarios. Sin embargo, y como todos bien sabemos, un horario flexible solo es compatible con una persona responsable. Si dejas de contestar a las preguntas, pasas varios días sin publicar nada o dejas de lado el blog de tu cliente… se acabó el juego.

8- Publicas 20 tuits en menos de 1 minuto

Ya sé lo que me vas a decir: que hay muchos Communities que a diario bombardean nuestros TL con decenas de tuits en pocos segundos y se dedican profesionalmente a eso. Solo espero que sus jefes lean este artículo.

9- Has infectado la cuenta de tu cliente

Tarde o temprano tenía que pasar: la mayoría de contactos de tu cliente ya sospechan que lo tuyo no es normal.

10- No te gusta lo que haces

Seguramente esta razón resuma las otras 9: si no te gustas lo que haces ¿por qué no te dedicas a otra cosa? Seguro que hay cientos de cosas que haces mejor que esto (o al menos eso espero).

¿Crees que no tengo razón? ¿Te has sentido identificado/a y te gustaría ejercer tu derecho a réplica? ¿Conocéis a algún CM que cumpla una o varias de estas razones? ¡Pues deja tu comentario!

Suscríbete
Lista de correo

A través de mi lista de correo te mantendré informado/a de las novedades del blog, noticias y promociones exclusivas. 100% libre de SPAM.

¡OJO! Si no has recibido el mensaje de confirmación en unos minutos, es muy probable que haya sido etiquetado como SPAM. Por favor, revisa la carpeta de correo no deseado para rescatarlo ¡Gracias!