Quizás no lo sepas, pero si sigues usando servicios como Dropbox o Mailchimp desde el 31 de enero de 2016 me temo que podrías estar cometiendo una irregularidad. ¿Suena absurdo verdad? Pues lo siento, por desgracia seguimos empeñados en poner fronteras a la red de redes.

Disolución del Safe Harbor

En 1995 la Unión Europea aprobó una directiva por la que, en resumidas cuentas, se legitimaba a proveedores de Estados Unidos para alojar datos personales de ciudadanos Europeos (Safe Harbor).

Después de los repetidos casos de filtraciones de datos personales acontecidos en los últimos años y como consecuencia de la denuncia del activista austríaco Max Schrems a Facebook por la transferencia de sus datos personales y el uso de los mismos, el 6 de Octubre de 2015 este Safe Harbor fue declarado inválido.

Mailchimp y la alternativa española

Desde hace años Mailchimp ha sido la plataforma para email marketing que he utilizado tanto para mis proyectos personales como para gestionar las listas de correo y envíos de mis clientes. Tal vez por eso mismo, por la cantidad de años que hace que no busco alternativas, había pasado desapercibida la solución española que vendría a jubilar al chimpancé: Mailrelay.

Descubriendo Mailrelay

Durante las últimas semanas se han producido varias “casualidades” que me han llevado a dar el salto a Mailrelay.

La primera, patrocina la mayoría de Podcast relacionados con negocios y marketing online que suelo escuchar, por lo que ya se había alojado en mi mente.

La segunda, un antiguo socio me preguntó a principios de Enero por una alternativa económica de Mailchimp. Casi sin dudarlo le recomendé Mailrelay (la publicidad había hecho su efecto). Al poco tiempo recibí un mensaje suyo agradeciéndome la recomendación y hablándome de las virtudes de la recién descubierta plataforma (que después he conocido que tiene ya más de 13 años): precio más baratos, 6 meses gratis si migras desde otro proveedor, interfaz intuitiva y en español…

En aquel momento me abrí una cuenta gratuita y me puse a probar y la verdad me sorprendió gratamente. Pero como suele ocurrir tantas veces, me pareció que no era el momento aún de cambiar.

Hasta que llegó la tercera casualidad: buscando información acerca de la disolución del Safe Harbor y de sus implicaciones legales, el primer artículo que me encontré era precisamente del blog de Mailrelay. Por cierto, migres o no, es un blog repleto de buenos manuales sobre Email Marketing.

Tres casualidades no pueden ser casualidad.

El veredicto

Aunque todo cambio lleva su tiempo, he de decir que las operaciones básicas no te lleva más de unos minutos en saber cómo se hacen. La interfaz, sin alardes ni distracciones, está repleta de consejos e indicaciones para no perderse y para los que no terminan de sentirse cómodos con el idioma de Shakespeare, totalmente en español (para algunos de mis clientes esto será una bendición).

mailrelay

Se pueden importar las listas de correo en multitud de formatos, por lo que no corremos el riesgo de dejarnos usuarios por el camino, te permite lanzar boletines de noticias periódicos configurando una fuente RSS y realizar pruebas A/B. Por ahora no he echado nada de menos.

Espero vuestras opiniones y, si conocéis una alternativa mejor, no dudéis en compartirla con todos nosotros.

P.D.- Si os suscribís a mi lista de correo por ahora os llevará a Mailchimp. ¡Estamos trabajando en ello! 😀

Suscríbete
Lista de correo

A través de mi lista de correo te mantendré informado/a de las novedades del blog, noticias y promociones exclusivas. 100% libre de SPAM.

¡OJO! Si no has recibido el mensaje de confirmación en unos minutos, es muy probable que haya sido etiquetado como SPAM. Por favor, revisa la carpeta de correo no deseado para rescatarlo ¡Gracias!