Las listas de Twitter suelen ser las grandes olvidadas de esta red social y muy pocos les dan el uso que se merecen. En general, las listas nos facilitan la vida a diario y sin darnos cuenta las utilizamos de manera automática: hacemos listas de contactos, de invitados, de tareas, de la compra… a continuación os dejo 5 formas de utilizar las listas de Twitter que os serán de gran ayuda.

1- Clasificar y ordenar nuestra comunidad

Este es el uso más obvio que se le puede dar a una lista de Twitter, utilizarlas para clasificar a otros usuarios por uno u otro criterio. Cabe recordar que hay dos tipos de listas: públicas y privadas. Si añadimos a un usuario a una lista pública este recibirá una notificación avisándole y, además, todo el mundo sabrá que forma parte de ella. Así que cuidado con las listas tipo “Me la tiraba” o “Me caen mal”. Ese tipo de listas mejor hacerlas privadas.

 

2- Dar pistas de cuáles son nuestros intereses

Como digo las listas públicas son visibles por todo el mundo, por lo que nos pueden servir para ampliar nuestra información más allá de los 140 caracteres de la descripción. Pulsando sobre el menú de listas dentro del perfil de un usuario nos aparecerán las listas a las que está suscrito y el propio nombre de cada una de ellas debería de ser lo suficientemente descriptivo como para crear un retrato robot de la persona.

 

3- Buscar gente a la que seguir

El hecho de que una lista tenga una temática común las convierte en una cantera de donde extraer usuarios interesantes a los que seguir. Si nos gusta la fotografía y alguien ha creado una lista sobre ese tema, podemos suscribirnos a la lista o explorarla en busca de nuevas fuentes de información.

Y viceversa: si hemos encontrado una persona que nos interesa podemos indagar en las listas a las que pertenece para buscar otros usuarios con un perfil similar. Es decir, si alguien ha añadido a Fulanito a la lista Fotografía y hemos corroborado que efectivamente Fulanito ha hecho méritos para pertenecer a esta lista, lo más seguro es que el resto de miembros de esa lista también.

 

4- Disfrutar de varios Timelines diferentes

Seguir a mucha gente activa en Twitter significa que la velocidad de actualización de nuestro TL hace imposible leer todos los tuits que se generan. Salvo excepciones, nuestros seguidos hablarán de temáticas muy dispares. Por ejemplo en mi caso sigo a gente que habla de marketing, de programación, de diseño web, de empresa… además sigo a muchas personas, empresas y entidades de mi ciudad, Córdoba, que a su vez cada uno de ellos habla de un tema diferente. Por eso, si hemos hecho correctamente la segmentación que proponía en el punto 1, podemos utilizar las listas para leer tuits de un tema en concreto en un momento determinado.

En el trabajo abro el TL de una lista, los fines de semana leo los tuits de otra y cuando hay fútbol me centro solo en los usuarios que les gusta comentar el partido online.

 

5- Seguir de cerca a determinadas cuentas

En ocasiones nos puede interesar hacer un seguimiento pormenorizado de algunas cuentas: familiares, amigos, competencia, potenciales clientes, posibles empleadores… las listas privadas juegan en estos casos un papel fundamental. Crear una listas “Activos” para no perderte las actualizaciones de esos seguidores que siempre interactúan contigo u otra llamada “Tomando un café” para seguir a tus amigos más cercanos es algo que todo el mundo debería de hacer.

 

¿Qué otros usos se os ocurren? ¿Os parecen tan útiles como a mí las listas de Twitter? ¡Deja tu comentario, quiero saber lo que piensas!

Suscríbete
Lista de correo

A través de mi lista de correo te mantendré informado/a de las novedades del blog, noticias y promociones exclusivas. 100% libre de SPAM.

¡OJO! Si no has recibido el mensaje de confirmación en unos minutos, es muy probable que haya sido etiquetado como SPAM. Por favor, revisa la carpeta de correo no deseado para rescatarlo ¡Gracias!