Esta cita no deja de resonar en mi cabeza. Quizás sea por las recientes conversaciones sobre la dificultad de retener talento o tal vez por culpa de alguno de esos clientes que siempre andan minusvalorando el trabajo de los demás.

si_pagas_cacahuetes_tendras_monos

Si pagas con cacahuetes, tendrás monos”. Un mantra para tener en cuenta cada vez que vayas a contratar a un trabajador, un profesional o cualquier otro servicio. Si no son monos lo que buscas, no te confundas de moneda.

¡Ah! Y si de repente te encuentras negociando con un cliente o de tu jefe que te regatea, te intenta imponer un precio o simplemente tú sabes que lo que te pide no vale lo que está dispuesto a pagar, tómate un minuto, sitúate delante del espejo y asegúrate de que no se te está poniendo cara de mono.

 

Suscríbete
Lista de correo

A través de mi lista de correo te mantendré informado/a de las novedades del blog, noticias y promociones exclusivas. 100% libre de SPAM.

¡OJO! Si no has recibido el mensaje de confirmación en unos minutos, es muy probable que haya sido etiquetado como SPAM. Por favor, revisa la carpeta de correo no deseado para rescatarlo ¡Gracias!