Otra pieza más en el puzzle del SEO: el algoritmo de Google encargado de posicionar los resultados de búsqueda no da un trato especial a las publicaciones en Facebook o Twitter, simplemente las procesa como cualquier otra web. Es decir, si el contenido es público lo indexa y analiza el texto, imágenes y los enlaces pero ignora los “me gusta” o retuits que pudiera originar así como el número de seguidores o amigos del usuario.

Y no lo digo yo, si no nuestro querido Matt Cutts que ha publicado un vídeo en el canal de ayuda al webmaster de Google en el que intenta explicar porqué ni Facebook ni Twitter pueden tener un peso preferente en el algoritmo de ordenación.

Según uno de sus razonamiento, sus ingenieros no van a perder el tiempo en programar un ‘módulo’ especial para estas redes sociales cuando en cualquier momento estas pueden bloquear el acceso de los robots de Google (como ya pasó en el pasado).

Matt Cutts, que se ha erigido en los últimos tiempos en una especie de ‘cuentacuentos’ y que de vez en cuando nos sorprende con alguna pista de esta gran adivinanza en la que se ha convertido el algoritmo de Google, justifica esta decisióncon este y otros argumentos y evita entrar en la competencia Google+ y el resto de redes sociales.

Era lógico: si Google manda y tiene su propia red social ¿para qué hacer concesiones al enemigo?

De todas formas, a mi no me importa, ¡así que no olvides de compartir este artículo!

Suscríbete
Lista de correo

A través de mi lista de correo te mantendré informado/a de las novedades del blog, noticias y promociones exclusivas. 100% libre de SPAM.

¡OJO! Si no has recibido el mensaje de confirmación en unos minutos, es muy probable que haya sido etiquetado como SPAM. Por favor, revisa la carpeta de correo no deseado para rescatarlo ¡Gracias!