Los que ya tenemos una edad y hemos conocido el mundo antes de los móviles y de la tarifa plana guardamos un recuerdo casi romántico del teléfono, cuando el tiempo se medía en pasos y para dormir la siesta bastaba con dejar el auricular descolgado. Salir de casa significaba estar ilocalizable y para ponerse al día solo hacía falta preguntar a nuestra madre al volver si nos había llamado alguien. Por desgracia (o por suerte) ahora el teléfono se ha convertido en el ‘cono’ de la Bernarda y se pasa el día vibrando y emitiendo soniditos. ¡Y encima quieres que me instale Telegram!

El teléfono ha perdido la importancia que merece. Nos pasamos el día recibiendo notificaciones y leyendo chorradas del tipo “Fulanito te ha invitado que hagas me gusta en su página” o “Menganito, Sutanito y 42 personas más han seguido a Fulanito” y cuando necesitamos el móvil para recibir esa llamada o ese mensaje… ¡nos quedamos sin batería!

Yo fui de los que se instaló Line en el ordenador, en el tablet, en el móvil… y después de unos meses el programa que iba a desbancar a Whatsapp solo me servía para que mi mujer me enviara de vez en cuando ositos haciendo gimnasia y conejitos rodeados de corazones.

Aprovechando que he cambiado de móvil me he quedado solo con lo necesario, sin aplicaciones de redes sociales (Twitter, Facebook, Google+…)  y conservando solo Whatsapp: por un lado, ayudo al teléfono a recuperar su trono perdido y por el otro ahorro batería para cuando realmente me haga falta.

Sí, ya sé que Whatsapp no es muy seguro ¿pero quién te crees que eres, Obama?

Y si finalmente Telegram se sube al trono de los programas de mensajería ¡desinstalaré Whatsapp e instalaré Telegram sin ningún tipo de vergüenza!

El teléfono es para un recado. (Frase de padre)

Suscríbete
Lista de correo

A través de mi lista de correo te mantendré informado/a de las novedades del blog, noticias y promociones exclusivas. 100% libre de SPAM.

¡OJO! Si no has recibido el mensaje de confirmación en unos minutos, es muy probable que haya sido etiquetado como SPAM. Por favor, revisa la carpeta de correo no deseado para rescatarlo ¡Gracias!