StartupWeekend_Logo

Después de barajar otros títulos como “Consejos para ganar Startup Weekend” o “Cómo sacar el máximo provecho a Startup Weekend” me decidí por “Cómo ganar Startup Weekend“, igual de descriptivo pero mucho más llamativo y rotundo. Seguramente si estás leyendo esto es porque vas a participar en uno en los próximos días y quieras conocer de primera mano el truco que te hará ganar. O quizás seas uno de los organizadores y simplemente querías estar informado por si de verdad hay un bug en el funcionamiento de Startup Weekend ponerle remedio en la próxima edición. Pues siento que el título os haya despistado: este artículo es nada más (y nada menos) que una recopilación de consejos que yo seguiría que si volviera a vivir la experiencia de participar en Startup Weekend.

Antes de nada aclarar que yo no gané Startup Weekend. Bueno, más bien debiera decir que no recibí ninguno de los premios que se repartían ese fin de semana. Realmente sí que gané Startup Weekend: gané experiencia, contactos, capacidad de trabajar en equipo, conocimientos

Por eso el título no es engañoso: si sigues los consejos que a continuación te presento te aseguro que tú también ganarás Startup Weekend.

Ir a Startup Weekend con idea propia

Si llevas una idea que te gustaría desarrollar, los siguientes consejos te ayudarán a que la tuya sea uno de los proyectos elegidos por los asistentes para participar.

Cómo funciona la selección de ideas

Cada asistente que lo desee dispone de 1 minuto de tiempo para dar a conocer su idea e intentar convencer al resto de participantes de que es digna de desarrollarse. Cada uno posee un número limitado de votos que puede repartir entre cada una de las ideas que se presenten.

Cuando termine la ronda de votaciones se seleccionarán las más votadas y sus representantes deberán formar equipo, es decir, encontrar al menos a otra persona que quiera trabajar en su idea para que esta se convierta en uno de los proyectos participantes.

Presenta de los últimos

Si es posible, sitúate al final de la cola para que seas de los últimos en presentar. Así tu idea estará fresca en la mente de tus compañeros durante el proceso de votaciones.

Aprovecha tu minuto

Ese es el tiempo del que dispondrás para presentar tu idea al resto de asistentes. Por eso deberías de llevar tu idea lo suficientemente pensada como para que puedas exponerla brevemente y que resulte atractiva para los demás. Además recuerda dejar claro qué perfiles necesitas para formar equipo y el rol de cada uno dentro del proyecto.

Si te queda tiempo (procura que sí) termina diciendo en qué parte te situarás a esperar los votos de los asistentes para que todos sepan dónde buscarte.

Espera los votos en un sitio visible y de paso

El lugar en el que te sitúes para que los participantes puedan dar su voto a tu proyecto es fundamental. Como he dicho, cada asistente posee un número limitado de votos, así que si te escondes mucho pueden o bien no encontrarte o bien no tener ya votos disponibles cuando te encuentren.

Por eso busca un sitio de paso y cercano por donde la mayoría de tus compañeros pasen con sus votos frescos y no dudes en asaltarlos para recordarles cuál era tu idea.

 

Formar equipo

Tanto si tu idea ha sido una de las más votadas como si no, formar equipo es quizás uno de los momentos más decisivos de todo el fin de semana. Los integrantes del equipo serán los encargados de desarrollar la idea y por eso debes elegir muy bien a tus compañeros de viaje.

Intenta hablar con todos/as los participantes que puedas

De esta forma tendrás una idea aproximada de los diferentes perfiles que hay y de las teóricas habilidades de cada uno.

Elige una idea que te guste y te apasione

54 horas pueden hacer muy largas si trabajas sobre algo que no te gusta. Lo más importante es que la idea que elijas te llame la atención y te motive. Esta debería de ser la razón principal que te haga decantarte por uno u otro proyecto.

Entra en un equipo que te necesite

Aunque realmente nadie sobra en un equipo de estas características, lo deseable es que sea lo más heterogéneo posible, así que  si, por ejemplo, eres programador y tienes que decidir entre dos ideas que te gustan pero a una de ellas le hace falta un programador, únete a este último grupo.

Comienza el trabajo

Primero las presentaciones

Una vez formado el equipo comienza lo bueno. Elegid un lugar de trabajo y cuando estéis todos comenzad con las presentaciones. Esto os servirá a cada uno para saber lo que puede aportar al grupo.

Lluvia de ideas

Conocida la idea principal y conocidos los integrantes del equipo, llega la fase de aportar ideas. No se trata de juzgarlas ni de discutirlas en el momento. Solamente apuntarlas y ponerlas en un lugar visible.

Es recomendable que esta lluvia de ideas ocupe el viernes por la noche y como mucho las primeras horas del sábado, ya que se corre el riesgo de eternizarse y no llegar a concretar nada a tiempo de ser desarrollado.

Seleccionar y darle forma

De entre todas las ideas recolectadas del paso anterior ahora toca separar el grano de la paja y seleccionar aquellas que podrían tener cabida en el proyecto. Casi todas sumarán pero hay que ser consciente de que el tiempo es limitado.

Se pueden establecer diferentes fases de aplicación y dividir las ideas entre dichas fases de cara al futuro, pero el objetivo del fin de semana debería ser desarrollar la base que permitiera luego implementar el resto de fases.

La marca

Después del paso anterior tendremos una imagen de conjunto que nos permitirá trabajar en crear una marca acorde con el proyecto.

Elegir el nombre es el principio para muchas de las acciones de marketing que vendrán después pero, aunque sea muy importante, tampoco conviene entretenerse mucho en este punto.

Grupos de trabajo

Llegados a este punto habremos consumido casi toda la mañana del sábado, por lo que convendría dividir las tareas y formar grupos de trabajo para ejecutarlas. Todo dependerá del perfil de los componentes pero seguro que la asignación de tareas cae por su propio peso.

Criterios de evaluación del jurado

Los criterios de evaluación del jurado deberían de orientarnos a la hora de focalizar nuestros esfuerzos. No sirve de nada dedicar tiempo y recursos a temas que no podrán hacerse visibles durante la breve presentación final.

Aunque durante el evento recibirás el material y las ponencias adecuadas, este artículo sobre Lean Canvas por Javier Megías puede resultarte de utilidad.

Modelo de negocio

Básicamente el jurado evaluará este punto haciéndose una pregunta ¿invertiría yo en esta startup? Esa es la cuestión que resumiría puntos clave como si el proyecto generaría ingresos o no, si la inversión inicial es disparatada, si hay mercado suficiente para llevarla a cabo o si se dispone de un plan de implantación realista.

Por lo tanto no se trata de incluir un plan de empresa detallado si no más bien de dejar claro que el proyecto es viable mostrando solo las cifras necesarias.

Validación de clientes

Identificar los clientes potenciales y obtener el feedback de algunos de ellos es de vital importancia. Es cierto que durante un fin de semana puede resultar difícil acceder a esta información, pero siempre podemos acudir a contactos relacionados con el sector o estadísticas para validar nuestros supuestos.

Si directamente nos presentamos el domingo con un cliente real bajo el brazo las posibilidades de ganar se multiplican.

Ejecución

Este punto mide lo bien o mal que se ha aprovechado el fin de semana y el nivel de desarrollo del proyecto. Una aplicación funcional, un vídeo de demostración o una web operativa pueden resultar de gran ayuda.

El diseño

Disponer de un diseñador en el grupo es siempre un punto a favor: una imagen vale más que mil palabras. Un logo, una imagen corporativa profesional y una experiencia de usuario atractiva ayudarán mucho en la presentación final ante el jurado.

 

Otros consejos

Promociona tu proyecto

Crea una web y los correspondientes perfiles en redes sociales y dale difusión al proyecto. Aunque solo sea entre vuestros amigos y el resto de participantes este “ruido” puede aportarte mucha información.

Hazle caso a los mentores

Los mentores son personas con experiencia que han decido compartir “por amor al arte” parte de su tiempo contigo para ayudar en lo que puedan. No hagas oídos sordos a sus consejos. Desde fuera se aprecian mucho mejor los detalles.

Lo importante no son los premios

No te pierdas nada por culpa del trabajo. Aprovecha cada segundo del fin de semana para hablar, conocer y aprender. El lunes serás consciente de la experiencia tan maravillosa que has vivido y de que lo importante no era quedar primero.

Punto y seguido

Si crees que la idea en la que habéis trabajado durante esas 54 horas es viable acuerda con el resto de tu equipo una reunión pasados unos días. Cuando todo haya reposado lo veréis más claro y podréis decidir sobre el futuro de vuestro proyecto.

Comparte tu experiencia

Comparte tu experiencia con tus familiares y amigos y ayuda a promocionar este tipo de eventos. Todo el mundo debería pasar por algo parecido al menos una vez en su vida.

 

¿Me he dejado algo atrás?

Pues si crees que sí deja tu comentario y compártelo con el resto. Que este se convierta en el manual perfecto para ganar Startup Weekend.

Suscríbete
Lista de correo

A través de mi lista de correo te mantendré informado/a de las novedades del blog, noticias y promociones exclusivas. 100% libre de SPAM.

¡OJO! Si no has recibido el mensaje de confirmación en unos minutos, es muy probable que haya sido etiquetado como SPAM. Por favor, revisa la carpeta de correo no deseado para rescatarlo ¡Gracias!